Saltar para: Post [1], Pesquisa e Arquivos [2]

Blog sobre Historia y Geografia - ovelhodamontanha

REVOLUCIÓN RUSA

revolucion rusa

 

A principios del siglo XX, Rusia se encontraba en una pésima situación económica y social.

El país era conocido como el "granero" de Europa, ya que casi toda su economía se basaba exclusivamente en la agricultura y cerca del 80% de su población vivía en los campos. De hecho, esos campesinos tenían condiciones de trabajo deplorables: para tener una idea, los mismos trabajaban durante todo el riguroso invierno ruso con temperaturas de hasta -25ºC usando ropas finas, sin contar los altos impuestos que eran obligados a pagar al zar absolutista Nicolau II. Los obreros de las pocas fábricas rusas también vivían en la miseria y sin ninguna fuerza política.

En 1905, hubo una manifestación pacífica de miles de obreros de San Petersburgo en favor de la búsqueda de mejores condiciones sociales. Sin embargo, la misma fue duramente repelida por Nicolás II, el cual ordenó que sus guardias eliminar a los manifestantes. Tal episodio se conoció como el "Domingo Sangriento".

 

Incluso ante todos estos problemas de orden social, económico y político, Rusia entró en la Primera Guerra Mundial.

 

Obviamente, los significativos gastos con la guerra agravaron aún más el clima de tensión en el país. La grave situación por la que Rusia pasaba (hambre, miseria y represión), agravada aún más por los gastos y las bajas causadas por la Primera Guerra Mundial generó gran revuelta en la población, eclosionando en manifestaciones que tomaron cuenta de todas las grandes ciudades del Imperio.

 

Los manifestantes reclamaban mejores empleos, salarios, condiciones de vida, un gobierno más justo y democrático. La situación que el imperio ruso pasaba era tan grave que los propios hombres de Nicolás II pasaron a luchar al lado del pueblo.

Tal cuadro acabó volviéndose insostenible, resultando en la caída del zar el 8 de marzo de 1917 y en la instalación de un gobierno provisional comandado por la burguesía. El nuevo gobierno adoptó una serie de medidas liberales, con destaque para la amnistía política. Sin embargo, la Revolución rusa tuvo su culminación con Lenin, un revolucionario y líder del Partido Comunista. Según él, el gobierno provisional serviría sólo como un instrumento de dominación de la burguesía.

De esta forma, con la ayuda de los bolcheviques y prometiendo paz, tierra, pan, libertad y trabajo, Lenin asumió el poder e implantó un conjunto de cambios de cuño sociopolítico y económico conocido como Socialismo. Las principales consecuencias de la Revolución rusa fueron el surgimiento de la URSS (Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas), la consolidación de los movimientos obreros y el avance del socialismo en varias partes del mundo.